B02. LA BIBLIOGRAFÍA Y LA BIBLIOTECA

Hasta que irrumpió la revolución tecnológica en el ámbito de la información y la comunicación (las célebres TIC), el vehículo que servía para reunir la información y los conocimientos tenía un soporte que todavía sigue existiendo en gran medida: nos referimos a los libros de papel. A su vez, esos libros se almacenaban en unos espcios físicos especializados: las bibliotecas. Evidentemente no han desaparecido tales edificios puesto que siguen existiendo y existirán bibliotecas, sin embargo, no es menos cierto que hoy en día cualquier persona, desde un ordenador y con una conexión a internet, puede entrar en esa macrobiblioteca planetaria que a través de infinitud de websites se encuentra alojada en la red.
Pese a este cambio revolucionario, las bibliotecas tradicionales siguen desempeñando un papel importantísimo y, por otra parte, la consulta de los libros tradicionales (los escritos en "soporte papel") es una realidad incuestionable. Por esa razón resulta todavía necesario saber cómo manejarse en una biblioteca para buscar información bibliográfica. Es muy probable que la búsqueda, que antaño era manual pasando las fichas de cartulina de un fichero de autores o de materias, se realice ahora de manera más rápida introduciendo los datos del libro que buscamos en el motor de búsqueda de un ordenador. Pese a todo, algunas normas relacionadas con la bibliografía no se han alterado y deben ser conocidas por el alumnado, tanto de secundaria como de bachillerato, pero sobre todo por este último.
La técnica bibliográfica va mucho más allá del uso de una biblioteca puesto que aporta un amplio repertorio de habilidades para saber buscar y seleccionar información. Aunque en la educación secundaria el alumnado apenas manejará estos conocimientos operativos, no cabe duda de que en el bachillerato es recomendable empezar a familiarizarse con ellos. Una introducción en este campo temático, aunque sea de forma básica, es imprescindible para el alumnado de los cursos superiores por dos poderosas razones. En primer lugar porque el aprendizaje de esta metodología será muy útil en el nivel de los estudios universitarios. En segundo término porque la elaboración de trabajos científicos, también a un nivel de iniciación, requiere del dominio de la citada técnica bibliográfica. Esa es la justificación para insertar el siguiente audiovisual que, por su complejidad, requiere extremar la atención:


PARA PROFUNDIZAR

Los contenidos de las dos fichas que se incluyen en esta sección están relacionados con la bibliografía y su metodología. La primera de ellas tiene una dimensión más teórica y hasta es posible que adolezca de un nivel demasiado elevado. Es la negativa consecuencia que se deriva cuando queremos expresar una temática compleja para un público tan diferente por edad y madurez. Quizás por ello resulte más práctica la información contenida en la segunda ficha puesto que intenta explicar el proceso, paso a paso, que deben seguir quienes acceden a una biblioteca para busacar información sobre un campo temático.
FICHA Nº 22: LA BIBLIOGRAFÍA
FICHA Nº 23: TRABAJAR EN LA BIBLIOTECA